Nuestro Escudo

Los símbolos nos acercan a los valores. ¿Qué significa el Escudo de nuestro Colegio? Analicemos:

CAMPO CIRCULAR: En el círculo, emblema de la eternidad, se inscribe la paloma del Espíritu Santo, blanca y ascendente, mirando hacia el Este, punto donde cada día sale el sol, figure del sol sin ocaso que es Cristo. La paloma ocupa el centra del círculo y significa la unidad, el origen, “corazón” del escudo.

El círculo es figura de lo infinito, de la perfección y del retorno a la unidad tras la multiplicidad, por su color celeste representa la bóveda del firmamento. La paloma blanca y el círculo celeste dan el carácter “argentino” de la simbología del escudo.

Este forma concéntrica encerrada, a su vez, en otro círculo color azul que ostenta la divisa del colegio “Qui laborat orat”, sintetiza la inclinación o proyecto de la familia que adopta este camino. Llegar a la unión con Dios, que es la oración a través del trabajo y del estudio.
CORONA: Como emergiendo del círculo surge la corona de María-Reina. Esta corona, emblema de luz está compuesta por una cruz en su parte superior media y por nueve perlas de oro. Completan el diseño dos flores de lis que distinguen a nivel interno del colegio las dos “houses” “Red” y “Yellow,” síntesis de los valores heráldicos de gules (rojo) y oro, con sus característica de “intrepidez”, “valentía” y “arrojo”, “fuerza”, “fe” y “constancia”. Mientras que el color azur (azul), que significa majestad, hermosura y serenidad, es el marco adecuado para “contener” al espíritu de Amor del Padre y del Hijo y promover la práctica del ideal: oración y trabajo, labor convertida en oración.

La nueve perlas de oro de la corona son emblema del número trinitario a la vez que las flores de lis simbolizan el lirio de tres pétalos, flor e la virginidad de la tradición franco heráldica medieval y clara alusión a la virginidad perpetua de María.

La figura total del escudo incluye en su base inferior, el rótulo de “Holy Trinity College”!, mientras los que tienden hacia lo alto conforman un triángulo figura de la Santísima Trinidad, cuyo vértice se encuentra con la cruz, clara alusión de la sabiduría que se aspira alcanzar.