Examenes

Exámenes Internacionales en Holy Trinity: Educación para el Nuevo Milenio

En un mundo tan cambiante como el de hoy, decimos que nuestros hijos necesitan conocimientos y herramientas para desempeñarse con criterio y responsabilidad como personas y profesionales. Esto se ha convertido casi en un latiguillo con el que todos parecemos estar de acuerdo. Sin embargo, ¿somos nosotros capaces de saber cuáles son aquellos conocimientos y herramientas que tanto deseamos darles?

Es a raíz de esta búsqueda incansable que todos los educadores realizamos para encontrar la mejor respuesta a nuestros interrogantes, que consideramos los programas de IGCSE (Internacional General Certificate of Secondary Education) de la Universidad de Cambridge y IBO (International Baccalaureate Organisation) como la mejor propuesta para nuestros alumnos.

Los certificados de IGCSE constatan que el alumno ha alcanzado una serie de conocimientos básicos en diferentes áreas, los cuales puede aplicar a través de habilidades de lectura, comprensión, interpretación, comparación y formulación de conclusiones entre muchas otras, imprescindibles para aprobar estos exámenes. Para nosotros, por otra parte significa la base mínima para poder afrontar el trabajo de segundo y tercer año polimodal.

El Bachillerato Internacional existe gracias a que varios educadores de diferentes países sintieron que los sistemas educativos no estaban teniendo en cuenta la dependencia entre naciones y su gente, o la globalización. Este programa pone énfasis en un currículo internacional dejando un espacio importante para la formación de nuestra identidad nacional y cultural. Consideramos que su plus está en la profundidad de los temas que propone, el enfoque integrador de las diversas culturas y la complejidad de las habilidades requeridas para los alumnos.

El IB se originó hace 30 años. Desde ese entonces la población explotó, el boom económico se movió de Europa a Asia y los bloques políticos-económicos que surgieron en la Guerra Fría se derrumbaron. En 1971 cuando se entregaron los primeros diplomas había solo diez colegios miembros de lo que hoy es esta prestigiosa organización compuesta por más de 700 colegios internacionales de 100 países diferentes. Incluso hay colegios de países tan ajenos a los argentinos como Zambia y Vietnam. Esta diversidad unida tiene un impacto muy profundo en la educación de las futuras generaciones. Los estudiantes del IB conocen la importancia de lo que llamamos ser “bilingüe o multilingüe” y muchos (sino todos) de ellos manejan perfectamente su lengua madre más el inglés que, hoy por hoy, es el idioma universal.

Entendemos que este programa va de la mano con la idea de encaminar a los alumnos como hombres íntegros, respetuosos y solidarios, a la vez que desarrolla en ellos el sentido del esfuerzo y el sacrificio para alcanzar las metas propuestas. Estos dos valores tan descalificados en nuestro mundo actual, son sin embargo cada vez más, las herramientas indispensables para desenvolverse satisfactoriamente a lo largo de la vida personal y profesional.